Información y Preguntas frecuentes

julio 2019: Página en construcción

Objetivos de la asociación

Respuesta corta:

  • Promocionar el uso responsable del patinete eléctrico.
  • Conseguir una legislación que nos permita ir por TODAS las calzadas urbanas, no sólo las 30.
  • Liberar totalmente las aceras como espacio de seguridad y tranquilidad exclusivamente peatonal, pero permitir el uso en amplios y concretos paseos peatonales con baja densidad peatonal.
  • Conseguir un tráfico pacífico, respetuoso y seguro en la calzada.
  • Aumento de las sanciones.
  • Que el carril derecho de las calzadas con varias vías sea un carril 30 de forma predeterminada.
  • Señalizar las «zonas 50», que deberían ser la excepción.
  • Impulsar los «Caminos escolares».
  • Fomentar una Vitoria-Gasteiz Green Capital REAL, con menos contaminación, menos ruido, más espacio público, más habitable, más segura y más comprometida con la crisis climática.

Respuesta larga:

  • Promocionar el uso responsable del patinete eléctrico (y otros VMPs ligeros) como alternativa de transporte, sobre todo en sustitución del coche privado en muchos o la mayoría de trayectos urbanos. Para ello usaremos todos los medios de difusión a nuestro alcance: web, Twitter, entrevistas en medios, canales y grupos Telegram y publicidad para captación de socias/os.
  • Conseguir una legislación que nos permita ir por TODAS las calzadas urbanas, como las bicicletas. Creemos que restringir este medio en calzada sólo a zonas «30» desmotiva su uso, al crear una compleja ginkana de vías permitidas y no permitidas.
  • Liberar totalmente las aceras como espacio de seguridad y tranquilidad exclusivamente peatonal, pero, igualmente, creemos que es importante permitir el uso en amplios y concretos paseos peatonales con baja densidad peatonal (como Avenida Juan Carlos I, por ejemplo) donde no haya alternativa de vía ciclista o vía 30 calmada, para no desmotivar a personas que no quieran ir por esas vías 50; en ese caso entendemos que pueda haber una limitación de velocidad por debajo de la máxima genérica indicada por la DGT y se señalizaría como en Alemania, con una señal específica como ésta.
  • Conseguir un tráfico pacífico, respetuoso y seguro en la calzada, liberando totalmente las aceras para la tranquilidad de las personas peatonas. Ésta es la clave principal del cambio de modalidad de transporte.
  • Aumento de las sanciones. Para conseguir cambiar comportamientos agresivos o peligrosos (en todos los colectivos), además de incrementar la pedagogía en personas adultas y educación a nivel infantil, será necesario incrementar las campañas de avisos, apercibimientos y sanciones, haciéndolas más frecuentes y no necesariamente cuantiosas. Es un hecho demostrable que los cambios de actitudes negativas se producen mayoritariamente mediante sanciones. El problema de falta de recursos policiales muchas veces aludido, tiene una parte de la solución en el uso de agentes de paisano, que no necesitan ser numerosos, pero sí generarán una información viral de control que cambiará comportamientos agresivos o poco respetuosos.
  • Incluir en la ordenanza un artículo por el que el carril derecho de las calzadas con varias vías sea un carril 30 de forma predeterminada, permitiendo así siempre una alternativa pacificada para todas las rutas.
  • Señalizar las «zonas 50», es decir, al revés de lo que se hace ahora señalizando las «zonas 30» (y además, mal señalizadas ya que hay calzadas 30 sin señalizar y que lo son según la ley al tener un solo carril por sentido). Que toda la ciudad sea 30 y las zonas 50 sean la excepción, debidamente señalizada y restringida a las escasas vías en las que hay menos peligro por llegar a esa velocidad. Y, claro, publicitar todo esto y hacerlo efectivo mediante campañas de apercibimientos/sanciones.
  • Impulsar los «Caminos escolares»: Fomentar el uso del patinete eléctrico como medio de acompañamiento de hij@s al colegio, yendo ell@s en su patinete infantil o bici y su madre/padre con el patinete (en la mano en acera o montad@s en vía ciclista). De esta forma, la vuelta a casa o la continuación al trabajo se hace mucho más operativa y se libera todo ese atasco y contaminación alrededor de colegios. Por supuesto, fomentar el transporte autónomo sostenible para niñas/os de mayor edad que no precisen necesariamente ser acompañad@s.

    El transporte escolar en vehículos privados, normalmente está asociado a una sobreprotección y a estrés. Esto, unido a la falta de espacios de encuentro, dificultad de encontrar tiempo para relacionarse entre iguales, etc., genera estrés emocional, soledad, aislamiento y baja autoestima.

    Facilitar estos «caminos escolares» tiene ese gran componente psicológico de educación infantil: Nuestr@s hij@s no se sienten «un paquete» al que llevan y traen, sino que son partícipes de un momento de charla y contacto con sus madres/padres y de un conocimiento del camino que luego ell@s realizarán sol@s más adelante, fomentando su autonomía, habilidades sociales, resolución de problemas, autoconfianza, autoestima y, por tanto, un mejor desarrollo psicológico para afrontar circunstancias futuras.
  • Fomentar una Vitoria-Gasteiz Green Capital REAL, con menos contaminación, menos ruido, más espacio público, más habitable y más segura y más comprometida con la crisis climática.

    El acuerdo unánime de todos los grupos políticos a que se llegó en 2008 con el Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público (PMSEP) fue un hito político que hay que recuperar. Desde entonces, algo se ha avanzado, pero poco. Queremos esa Vitoria-Gasteiz que soñamos hace tiempo en la que las personas sean la prioridad, haya más espacio público, menos ruido, aire más limpio, menos dependencia exterior y una apuesta clara de lucha contra la crisis climática.

En realidad, el resto de la respuesta es toda la inmensa cantidad de argumentos y documentación que hemos puesto e iremos poniendo en los distintos apartados de la web y que invitamos a que veas.

Respuesta corta:

Somos un grupo de personas aficionadas al patinete eléctrico, entusiastas de Vitoria-Gasteiz y cuyo fin es promover la movilidad sostenible, sobre todo en base al uso del patinete eléctrico, pero también apoyando a otras formas sostenibles como bicicletas. Los medios que tenemos son únicamente los nuestros personales, tanto el dinero (no es necesario prácticamente nada) como el tiempo (éste bien preciado sí es necesario, pero lo hacemos encantad@s).

Respuesta larga:

En la página de Aviso legal y Política de privacidad hemos intentado reflejar todo con la máxima transparencia: https://www.vpe.es/aviso-legal-y-politica-de-privacidad/

Respuesta corta:

Por simplicidad y facilidad de estrategia informativa, pero en la asociación queremos representar también a otros VMPs (Vehículos de Movilidad Personal), como los monociclos eléctricos (llamados «ruedas»).

Respuesta larga:

Aunque en el nombre de nuestra asociación y en lo que escribamos nos refiramos mayoritariamente a «patinetes», también nos referimos a otros tipos de VMP, sobre todo los ligeros y limitados a 25 km/h (en Europa PLEV = Personal Light Electric Vehicles), pero sin descartar ninguno ya que todos, en su medida, contribuyen a una ciudad más limpia de contaminación y otros varios objetivos comunes.

Especialmente queremos representar a los «ligeros» y limitados en velocidad similar a las bicis de pedaleo asistido, ya que el resto (patinetes «pesados» y de alta velocidad) irán bastante probablemente a clasificarse en una categoría similar a motocicleta (matriculación, seguro y permiso necesario) y tendrán que circular como un coche sin remisión por su mayor peso, potencia o velocidad máxima.

Esa razón esencial de la simplicidad y practicidad es debido a que la inmensa mayoría de esos vehículos son patinetes y la proliferación de siglas actuales VMP, PLEV, VMU, aún no asentadas como estándar puede despistar a muchas personas.

Hacer referencia mayoritariamente a «patinetes eléctricos» es una estrategia de simplificación mediática y facilidad de entendimiento, pero estamos abiertas a todo tipo de mejoras en estrategia de comunicación, por supuesto.

Respuesta corta:

  • Por seguridad personal (una rueda de 8-10″ es muy sensible a baches, giros y estos vehículos tienen una conducción más inestable que una bicicleta)
  • Por seguridad de otras personas que ocupen también vías ciclistas. Las bicis van más despacio y si hay mucha diferencia de velocidad se genera peligro, además de desincentivación
  • Porque es prácticamente imposible. El máximo que se aplicará muy probablemente por la DGT será de 25 km/h. La DGT y no los ayuntamientos tiene la competencia para fijarlo. En algunos países como Alemania y Dinamarca es incluso de 20 km/h. A su vez, la DGT, está obligada por la norma europea EN17128 que saldrá a final de 2019 y muy probablemente va a fijar ese límite máximo.

Respuesta larga:

Entendemos que haya personas que quieran ir más rápido y controlen bien su vehículo (o así lo crean al menos), pero las normas tienen que ser hechas pensando en todas las personas. La mayoría de los vehículos que serán autorizados y promocionados serán los patinetes ligeros (PLEV en Europa, Personal Electric Light Vehicles). Esos patinetes tienen ruedas pequeñas de 8 ó 10″ de diámetro y un manillar estrecho. Ambos factores hacen una conducción sensiblemente más inestable que una bicicleta. No hay más que probar a soltar una mano (por ejemplo para señalizar una maniobra) y vemos enseguida que es muy fácil caerse.

Además, la rueda de menor diámetro tiene un mayor ángulo de incidencia que una rueda grande; eso, unido a la menor inercia giroscópica que una rueda grande y pesada, hace que sea más inestable ante obstáculos. Es fácil de ver poniéndonos unos patines de ruedas pequeñas y luego unos de ruedas mayores. Igual ocurre con las bicis de montaña de 29″ frente a las de 26″ o las bicis plegables de ruedas de 16-20″.

Por si fuese poco, además de los continuos movimientos del manillar ante pequeños baches (debido a las ruedas pequeñas), por la geometría del patinete, tiene una conducción aún más inestable a alta velocidad ya que el ángulo del eje de giro es más cercano a 90º. Para entenderlo, si tuviese un ángulo tan inclinado como una moto Chopper, giraría menos bruscamente ante movimientos del manillar, pero en un patinete no es posible inclinarlo mucho debido al poco espacio disponible (se prefiere que ocupe poco, tenga la longitud mínima para pies y la plataforma esté baja, por lo que no hay otra opción constructiva).

A casi todas las personas nos gustaría ir más rápido a todas partes pero, honestamente, estos patinetes ligeros de ruedas pequeñas son vehículos más inestables que una bicicleta y no son seguros a altas velocidades.

En todo caso, aunque alguien quisiera luchar por conseguir más velocidad para este tipo de patinetes ligeros, es muy improbable que tenga poder en Europa como para hacer que esa norma EN17128 de una mayor velocidad máxima a patinetes de este tipo que a las bicicletas de pedaleo asistido (pedelec), siendo éstas más estables.

Una velocidad de 25 km/h, con el margen del +-10% que permite la norma, nos da una velocidad máxima final permitida de 27,5 km/h que ya es muy operativa para la inmensa mayoría de desplazamientos.

Quizá una velocidad de 30 km/h sería más adecuada para acoplarse a la velocidad del resto de la vía que, en su mayoría será de 30 km/h máximo. Una velocidad similar a los vehículos que comparten vía genera mayor seguridad y también dar una ventaja a estos vehículos frente al coche privado es una razón más para ofrecer ese límite de 30 km/h, pero la velocidad de 25 km/h con su pequeño margen ya nos parece una velocidad muy razonable y operativa.

Para patinetes de mayor peso, potencia y velocidad máxima parece que ni siquiera se ha empezado a crear una norma específica para ellos. Actualmente, de forma provisional y según una instrucción de Tráfico, se asimilan en categoría a los ciclos de motor (L1e-A) o ciclomotores (L1e-B) según su rango de potencia, aunque al no tener pedales realmente no encajaría ni siquiera esa norma. Realmente esos patinetes de ruedas mayores y anchas son más estables y podrían circular con seguridad a esos 45 km/h de máxima que indica la norma L1e pero claro, con el resto de obligaciones que marca la norma por seguridad.

De todas formas, esta información probablemente quede obsoleta en cuanto veamos patinetes de ruedas de 12 pulgadas, mayores anchuras de neumáticos y manillares más anchos (plegables), para que mantengan su portabilidad pero cambiando así mucho su estabilidad.

Respuesta corta:

  • Porque creemos que las aceras deben ser un espacio de tranquilidad exclusivo para las personas peatonas
  • Porque la autoregulación y autolimitación no funciona y lo sabemos. Si la norma permitiese ir a una velocidad «sin molestar», sabemos que es casi imposible controlarlo y siempre habrá molestias e inseguridad
  • Porque la norma que va a venir de la DGT y ayuntamientos no lo va a permitir seguro

Respuesta larga:

Los vehículos ocupan la mayor parte del espacio público libre. Las aceras deben salvaguardarse como un espacio de tranquilidad al colectivo prioritario, que son las personas peatonas. Especialmente las personas mayores, niñas y niños y personas con disfunciones motoras deben ser protegidas en un espacio de absoluta tranquilidad en el que nadie pueda ir a más velocidad que una persona andando.

Tod@s vemos que cuando vemos una bicicleta o patinete a lo lejos y tenemos una hija/hijo moviéndose libremente por la acera, las madres y padres se tensan y tienen que mirar la trayectoria y velocidad para ver si tienen que ir o no a proteger a su peque. Esto no es admisible. Igualmente pasa con una persona mayor o de movilidad reducida. Cualquiera de nosotr@s puede andar un día con muletas, inestable y con mucha cautela para no caer y ver venir un vehículo; es fácil imaginarse ahí siendo sobrepasado a poca distancia, sobre todo con gente con poca conciencia de respeto.

Otra cuestión es grandes avenidas peatonales, zonas con medianas amplias o grandes aceras con baja intensidad peatonal que permitan enlazar zonas seguras para circular en patinete. En estos casos sí pediremos autorización para poder circular ahí, como tienen expresamente en sus leyes países como Alemania con el signo:

Zona de libre circulación especial para patinetes

En muchos foros se habla de que «Cada persona tendría que ser responsable», pero ésto, con un control complicado, esencialmente no funciona. Un caso fácil de ver es el de las luces ciclistas. Todo el mundo sabe que es obligatorio por la noche; su coste es ridículo y, sin embargo, al haber poco control real, casi el 70% no llevan luces, poniéndose a ell@s y a los demás en peligro.

Actualmente en Vitoria-Gasteiz las bicicletas pueden ir por aceras que tengan más de 3 m de espacio libre y no tengan alternativa pacificada (vía ciclista o zona 30). Ésta, debería ser una situación transitoria para fomentar el uso de ese medio antes de ganar una calzada pacificada, que es el objetivo final. Las bicicletas, por su forma de tracción son un vehículo mayoritariamente más tranquilo que un patinete. Podemos aludir a todas las excepciones que queramos, pero generalmente es así. Un patinete es muy fácil de acelerar e invita en muchos caso a ir rápido; demasiado rápido para ir por una acera sin causar molestias o, directamente, miedo.

Lo que sí queremos es que siempre haya una alternativa pacificada como mínimo para todas las rutas. Y, finalmente, una calzada completamente pacificada con personas conductoras concienciadas a que el coche es un medio que hay que usar con moderación y mucho respeto a todo el resto de vehículos más sostenibles y beneficiosos para el conjunto de la ciudadanía.

En todo caso, se va a prohibir su circulación como está ocurriendo en toda Europa y estamos de acuerdo. No nos parece ético usar a personas peatonas como rehenes de nuestras reivindicaciones de movilidad.

Respuesta corta:

  • Porque la calzada es más operativa y rápida para desplazarse. Es más ancha, con menos intersecciones y de navegación más sencilla
  • Porque la calzada genera menor siniestralidad, sobre todo cuando seamos una buena masa crítica (más gente usándola) y si usamos el centro del carril
  • Porque, junto con las bicicletas, somos aliados en ganar ese espacio que nos corresponde como vehículo sostenible
  • Porque la calzada es la vía natural por la que deberían circulan todos los vehículos

Respuesta larga:

  • Porque la calzada es más operativa y rápida para desplazarse. Es más ancha, con menos intersecciones y de navegación más sencilla:

    En la calzada hay mucho más espacio disponible para cualquier maniobra (adelantamientos, cruce, giros,..), mientras que en las vías ciclistas, el estrecho espacio hay que compartirlo con bicicletas, ciclos de diverso tipo y multitud de patinetes. Estos medios además siguen en gran crecimiento, generando cada vez más congestiones y siniestralidad en adelantamientos o cruces.

    Yendo por la calzada (por cualquier calzada y sin restricciones) los desplazamientos son más sencillos y rápidos. No hay que pensar en mapas y ejecutar esa ginkana de cruces que ocurre al desplazarse por vías ciclistas y, además, con todas sus variantes: aceras-bici, carriles segregados, no segregados, ciclocarriles,… La navegación de origen a destino es más intuitiva, sencilla y rápida yendo por calzada.

    El asfalto tiene mayor agarre y normalmente tiene un mejor mantenimiento que las vías ciclistas, con baches e irregularidades peligrosas.

  • Porque la calzada genera menor siniestralidad, sobre todo cuando seamos una buena masa crítica (más gente usándola) y si usamos el centro del carril:

    La siniestralidad es la frecuencia de siniestros de una actividad. Los siniestros en las vías ciclistas o sus intersecciones con calzadas son sensiblemente más altas que la siniestralidad en calzada.

    Cuando se navega en una ciudad por vías ciclistas hay que realizar numerosos cruces, muchos de ellos de calzada y además, perpendicularmente. Esos cruces te obligan a hacerlo desde una posición donde apenas se nos ve y por ello provocan muchos accidentes (esa alta siniestralidad). De hecho, esos cruces de bicis o ahora patinetes de pasos de cebra o pasos ciclistas montados, generan la mayoría de accidentes.

    El argumento de que ir por carril bici es más seguro que hacerlo por calzada (por el centro del carril) no se corresponde con los datos. Lo que es muy peligroso es ir por calzada pegado a la derecha, ya que se abren puertas y se genera una situación en la que muchos coches no va a hacer la maniobra de adelantamiento, ya que les «invitas» a rebasarte ocupando sólo parte del otro carril.

    Circular por el centro de tu carril en una calzada urbana está archidemostrado que es la forma más segura para ti. Aunque te pueda dar la impresión de que es más seguro orillarte. No lo dudes nunca.

    Aunque hay muchos menos, los accidentes en calzada urbana son, actualmente, más graves que en vías ciclistas, pero esto se debe principalmente a que aún no se ha ejecutado una pacificación real del tráfico, a que aún no se ha legislado (a fecha agosto-2019) esa limitación a 30 km/h de todas las vías urbanas de un carril por sentido y, sobre todo, a que no hay muchas personas ciclistas y patineteras que se animen a ir por la calzada.

    Cuantas más personas vayamos por la calzada, más seguridad tendremos. Una vez que se alcance una masa crítica ciclista + patinetera en la calzada, los coches se acostumbrarán y tendrán en cuenta que se van a encontrar cada poco con estos vehículos. Las calzadas cada vez serán más seguras.

    Ocurre igual que las personas peatonas que van por algunas vías ciclistas. Si estuviesen muy ocupadas esas vías, tendrían un rápido feedback de que ese no es su lugar.

  • Porque, junto con las bicicletas, somos aliados en ganar ese espacio que nos corresponde como vehículo sostenible:

    Es normal que pocas bicis se atrevan a ir por la calzada en la situación actual, sobre todo en grandes ciudades. Por eso, los patinetes eléctricos somos la simbiosis perfecta para ganar ese espacio público que, actualmente, está pensado para los coches.

    Bicis y patinetes no necesitan tanto espacio público, no contaminamos, no generamos ruido, no generamos atascos ni aumentamos la gravedad de los accidentes por nuestro peso. Las ciudades están pensadas para el coche, pero es una situación ya anacrónica ante la congestión, contaminación y toda esa larga lista de argumentos.

  • Porque la calzada es la vía natural por la que deberían circulan todos los vehículos:

    La calzada es la parte de la calle por la que circulan los vehículos (Wikipedia). Las vías ciclistas son infraestructuras intermedias que se han hecho para facilitar a las personas ciclistas ir por un espacio en principio más seguro que las calzadas.

    Estas vías ciclistas son complejas de implementar y cuadrar con el resto de tráfico, tienen un coste público significativo, ocupan espacio público y ofrecen poco espacio disponible para bicis y patinetes, que siguen en gran progresión de crecimiento.

    Una ciudad ideal estaría formada por edificios, amplias aceras u otros espacios exclusivamente peatonales y por calzadas compartidas de forma pacífica por todos los vehículos, sobre todo vehículos personales como bicicletas y patinetes eléctricos, transporte público y algunos coches privados que asumirían que es un desplazamiento estrictamente imprescindible, a velocidad lenta (saliendo algo antes) y guardando respetuosos espacios de seguridad con los vehículos lentos, que son prioritarios.

    Estos coches privados probablemente en un futuro cercano sean todos eléctricos y con un nivel alto en autonomía de conducción automática, que mantendría un aire limpio y una bajísima o nula siniestralidad. No serían necesarias probablemente las vías ciclistas, ni su espacio, ni su inversión, ni sufrir su congestión ni su complejidad de navegación.

    Esa Vitoria-Gasteiz (o cualquier otra ciudad) que soñamos no estaría pensada en casi todo su espacio público como ahora mayoritariamente para el transporte privado (vías y aparcamientos). Estaría pensada para las personas, para la convivencia, seguridad y tranquilidad y, sobre todo, para rescatar esa sociabilidad y vida de ciudad que había antes en las calles.

Información general

Respuesta corta:

  • Ahorras dinero
  • Llegas antes y haces más recados en el mismo tiempo
  • Puedes entrar a muchos sitios sin tener que candarlo
  • Es perfecto para combinarlo con tu coche o transporte público
  • Ocupa poco espacio, incluso sin plegar
  • Es fácil de usar y no requiere esfuerzo
  • Para algunos tipos de discapacidad o limitación te puede ser muy operativo
  • Es divertido

Respuesta larga:

Ahorras dinero:


Llegas antes y haces más recados en el mismo tiempo:

La diferencia operativa con un coche es abismal para la inmensa mayoría de desplazamientos urbanos. No tienes tiempos de espera: Lo coges del rincón de la casa donde lo tienes, sales a la calle y ya te diriges al destino sin esfuerzo a una velocidad muy operativa. En destino, la mayoría de ocasiones, no tienes ni que aparcarlo y puedes entrar con él.

No tienes que ir a buscar tu coche al lugar de aparcamiento, tu velocidad media en ciudad para un recorrido tipo es similar a la de un coche, pero al quitar todos los tiempos inútiles de ir a buscar el coche y aparcamientos, la media es mucho más alta.


Puedes entrar a muchos sitios sin tener que candarlo:

En la mayoría de lugares te dejarán entrar sin problema con el patinete ya que es como entrar con un carro de la compra o menos. Lo puedes dejar discretamente y con respeto en una esquina o llevarlo contigo al lado si es una tienda grande, siendo en este caso cuidadoso para no molestar a nadie.

Si no has llevado candado y no te dejan meterlo, siempre puedes plegarlo y pedir que te lo guarden en una esquina.

En todo caso, cada vez hay más lugares que admiten sin problema patinetes e incluso en algunos sitios promocionan su uso ofreciendo aparcapatinetes, dando una imagen de modernidad y empatía hacia estas nuevas formas de movilidad sostenible.


Es perfecto para combinarlo con tu coche o transporte público:

Si vives en un pueblo y trabajas en la ciudad, puedes meter el patinete en el maletero de tu coche, aparcarlo rápidamente en el exterior y hacer el último tramo en el patinete, ahorrando mucho tiempo y costes. Te puede servir a la salida del trabajo para hacer algún recado en la ciudad de forma ágil.

Si vas a visitar una ciudad por ocio o trabajo, puedes ir en autobús o tren y llevar tu patinete. Pesa unos 12 kg y ocupa poco plegado así que no te pondrán ninguna pega si lo metes en una bolsa de patinetes. Es una combinación económica, ecológica y muy operativa en tiempos.

Si vives en los extrarradios de una gran ciudad, puedes acercarte al centro en transporte público con tu patinete y hacer muchos de esos pequeños recados en poco tiempo.

En vacaciones, meterlo en el maletero será una estupenda idea para moverte fácilmente y de forma divertida por tus lugares de destino.


Ocupa poco espacio, incluso sin plegar:

Un patinete eléctrico ligero mide aproximadamente 1 m de largo en su base y 1,2 m de altura por el manillar. Su base tiene una altura desde el suelo de unos 15-20 cm. Con estas medidas, se puede dejar perfectamente debajo de una mesa, saliendo únicamente el manillar por un lado. O bien en una esquina de la terraza.

Normalmente no es necesario plegarlo en casa pero, si lo necesitas, ocupará aún mucho menos.

Como ocupa tan poco, no necesitas cogerlo y dejarlo del cuarto de bicis y lo tienes disponible en el momento. De todas formas tendrás que dejarlo cargando habitualmente una vez al día, así que lo normal es que lo tengas en casa.


Es fácil de usar y no requiere esfuerzo:

Las personas que no se han montado nunca en un patinete suelen pensar que se necesita equilibrio o alguna habilidad para manejarlo pero, en cuanto lo prueban, se suelen sorprender de lo fácil que es llevarlo, incluso personas mayores, con alguna limitación física o menos habilidosas.

No se necesita hacer ningún equilibrio raro. Se puede ir fácilmente muy-muy despacio sin caerse. Y no necesitas hacer ningún esfuerzo con viento en contra o cuestas, por lo que no llegas sudado a los destinos.


Para algunos tipos de discapacidad o limitación te puede ser muy operativo:

Conocemos algunos casos de personas con algún tipo de discapacidad que usan patinete eléctrico como alternativa a la silla de ruedas o a usar un coche adaptado. Si conoces a alguien con algún tipo de discapacidad coméntaselo, ya que para algunos casos es posible que no se le haya ocurrido que con un patinete puede solventar o mejorar sus problemas de movilidad.


Es divertido:

Cuando lo pruebas, enseguida ves que, además de práctico y fácil de llevar, es una forma de desplazarte muy divertida. La vida de la ciudad pasa a tu lado mientras circulas sin esfuerzo a lomos de esta «cuadriga romana moderna motorizada».

Si nos permites un consejo, te diríamos que no corras mucho. No llegarás mucho antes, ya que la media de velocidad se pierde en la primera parada y, sin embargo, el riesgo aumenta exponencialmente. Yendo más tranquil@, disfrutarás más, con menos estrés e irás con más seguridad para ti y para las demás personas. En estos patinetes, si vas a gran velocidad, es más fácil caerse que con una bici debido a las ruedas pequeñas y, sobre todo, si encuentras un bache grande. No merece la pena. Aquí tienes más información en esta pregunta frecuente: https://www.vpe.es/preguntas-frecuentes/?Display_FAQ=663

Tras este pequeño consejo elemental, te animamos totalmente a usarlo ya que, a bordo de este «palo de escoba mágico», te apetecerá incluso ir a hacer recados o, simplemente, darte una vuelta por el puro placer de ver o buscar rincones de tu ciudad.

Esperamos que lo disfrutes, con seguridad y respeto a las demás personas.

Otras webs relacionadas con la movilidad sostenible:

Contraargumentos

No te vamos a engañar: Con el patinete, si no vas con precaución elemental en cuanto a velocidad y conducción atenta, es algo más fácil caerse que con una bici.

Las razones técnicas están explicadas en esta pregunta frecuente: https://www.vpe.es/preguntas-frecuentes/?Display_FAQ=663

Si lo usas a una velocidad moderada, además de ir más tranquil@, será mucho más improbable que te encuentres con una sorpresa: bache, vehículo cruzando, peatón,.. Además, corriendo apenas ganas tiempo en los desplazamientos típicos cortos y con frecuentes paradas de una ciudad.

En cuanto al calmado de tráfico y respeto por parte de las personas conductoras de coches, es la clave por la que queremos luchar. Nuestro lugar está en la calzada, que es mucho más operativa para desplazarse, pero en una calzada pacificada.

El casco, sea obligatorio o no, es fundamental. Y si es de un color bien visible, más puntos de seguridad.

Ponle líquido antipinchazos tú mism@ o llévalo a una tienda donde te lo pueden poner. La diferencia en protección contra pinchazos es enorme.

Puedes ponerle ruedas macizas, pero no te lo aconsejamos por comodidad y seguridad.

En todo caso, para todo este tipo de mantenimientos ya están apareciendo cada vez más tiendas especializadas o incluso móviles que te solventarán éste y otros problemas de forma sencilla y económica.

Con una «U» adecuada al tamaño o bien una cadena gorda, puedes atarlo del eje diagonal que seguramente tendrá tu patinete y anclarlo de forma segura en la mayoría de aparcabicis o a una señal de tráfico. Si es una cadena larga y sobra holgura, puedes «estrangularlo» dando varias vueltas.

Si tu patinete tiene ruedas con espacio entre los «radios» también por ahí puedes atarlo.

Además, lógicamente, puedes meterlo contigo en la mayoría de establecimientos, sin tener que candarlo.

Respuesta corta:

Pregunta en tu ayuntamiento o busca en Internet la normativa en tu población.

Las normas están en tramitación (a fecha Jul-2019) y en poco tiempo estarán fijadas. Aunque inicialmente pudiesen ser algo restrictivas por precaución y haya que pensar a veces por dónde podemos ir, habrá seguramente una segunda fase para darle un mayor impulso y ventajas circulatorias.

Respuesta larga:

Te entendemos, pero es una cuestión sencilla el informarse. Ahora mismo es un poco caos sobre todo si te mueves entre diferentes poblaciones. Es un vehículo nuevo y ha ido por delante el uso a la legislación.

Está pendiente (a fecha Julio-2019) la norma europea que regulará las homologaciones y clasificación de este tipo de vehículos (EN17128), de la que dependen en cascada otras normativas nacionales. Supuestamente saldrá ésta y la normativa de la DGT antes de fin de 2019.

En algunas poblaciones, ya hay ordenanzas municipales y puedes consultarlas para ver por dónde puedes ir legalmente aunque sea de forma provisional. La mayoría han permitido ir por vías ciclistas y zonas 30.

En las poblaciones donde no hay ordenanza provisional sobre estos vehículos y donde no está prohibido específicamente (en muy pocos sitios ocurre ésto), es muy posible que te dejen circular si lo haces respetuosamente. Ten en cuenta que, con la ley en la mano y a falta de esa tramitación de la DGT, si no hay ordenanza, se aplica el Art. 121.4 del RGC, que te impide legalmente circular salvo a pie.

La DGT sacará esa nueva normativa que hará que casi todas las ciudades tengan grandes zonas limitadas a 30 km/h (calzadas con una sola vía por sentido de circulación). Esperamos y promovemos el lograr un tráfico pacificado y respetuoso que nos permita finalmente ir por cualquier calzada sin tener que mirar un mapa.

En todo caso, moverse en patinete eléctrico siempre será mucho más operativo en tiempo, economía y ecología que hacerlo en coche privado para la mayoría de desplazamientos urbanos.

Respuesta corta:

El consumo eléctrico es prácticamente nulo y además la eficiencia de un motor eléctrico es altísima comparada con uno de combusión.

El impacto de la construcción y reciclaje de las baterías es muchísimo menor en cuanto a transporte por persona que el impacto de construcción y reciclaje de un coche y todos los componentes durante su mantenimiento.

Además, la nula producción de dióxido de carbono beneficia a la lucha contra la crisis climática.

Respuesta larga:

En cuanto a electricidad, el consumo es prácticamente despreciable. De hecho, el coste final para la persona usuaria es de, aproximadamente, unos 0,20 € / 100 km. Las fuentes coinciden en ese dato aproximadamente https://patinetesya.com/consumo-patinete-electrico/https://trello.com/c/5m8tEYUE/103-cu%C3%A1nto-consumehttps://nergiza.com/cuanto-consume-un-patinete-electrico/

Si, aún así, queremos minimizar ese pequeño impacto por consumo, lo más eficaz es buscar una comercializadora de electricidad de las que se comprometen a comprar energía 100% renovable. El precio de la electricidad es el mismo (o muchas veces menor) que las comercializadoras que no discriminan el origen de la energía. Puedes buscarlas en la web oficial de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia: https://comparadorofertasenergia.cnmc.es/comparador/index.cfm?js=1&e=N

En cuanto a las baterías, efectivamente, tienen actualmente el mismo problema que todas las baterías de litio. Si no son recicladas responsablemente en el centro correspondiente, hay una huella ecológica. En todo caso, los ciclos de vida de estas baterías modernas son muy largos (del orden de 600 ciclos completos).

Hay que decir también que, en relativamente pocos años y también debido al enorme avance del uso del coche eléctrico, estaremos probablemente con tecnologías de baterías mucho más ecológicas y funcionales, como las de Sodio que están actualmente en investigación avanzada.

Ya sólo con que una persona decida dejar su coche privado para algunos desplazamientos en patinete eléctrico, hará pasar a una huella ecológica muchísimo menor en consumos y nula en gases responsables de la crisis climática por efecto invernadero.

Respuesta corta:

Porque el objetivo del impuesto de circulación es, esencialmente, gravar a los vehículos contaminantes. En Europa, ya sólo las partículas contaminantes PM2.5 produjeron 420.000 muertes en 2015 (Fuente: Agencia Europea del Medio Ambiente de la Unión Europea) y un coste por persona de 1100 € anuales (Fuente: Informe Calidad del Aire 2018 de la Unión Europea). Es fácil verlo: los vehículos poco contaminantes tienen una rebaja de hasta el 90% de dicho impuesto.

Respuesta larga:

Los patinetes (y VMPs en general) y bicis no tienen ni tendrán que pagar impuesto de circulación porque no contaminan. Más bien al contrario, generan un beneficio económico a la ciudadanía y, de hecho, en varios lugares se está empezando a pagar a personas trabajadoras o funcionarias por acudir a su puesto en un vehículo sostenible. El porqué es el siguiente:

El impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (IVTM) es un impuesto de titularidad municipal y de exacción obligatoria que se encuentra en los artículos 92 a 99 del TRLRHL.

El objetivo del Impuesto de Circulación no es «pagar» por usar las calzadas y así autorizarle a circular. Su objetivo tiene relación con el impacto medioambiental en la combustión que se genera, no sólo el dióxido de carbono causante del cambio climático sino la contaminación insalubre que produce y los inmensos gastos sanitarios que ocasiona; también tiene relación con el espacio público que se utiliza (aparcamiento) y con parte de los costes públicos municipales que genera.

Pero el coste que genera un coche privado es muchísimo mayor de lo que se cobra por ese impuesto: infraestructuras, gasto sanitario (accidentes y contaminación) y recursos públicos policiales, bomberos,.. ante accidentes.

De hecho, los vehículos poco contaminantes o directamente eléctricos tienen grandes rebajas o incluso supresiones de ese impuesto.

Las personas que vamos en patinete ya pagamos impuestos por nuestro trabajo, como todo el mundo, y de parte de esos impuestos se pagan todos esos gastos que genera el coche, tanto si lo utilizamos como si no.

Hay personas que no utilizan o no tienen coche y, sin embargo, pagan con sus impuestos (IRPF, IVA, indirectos,..) ese inmenso gasto público que supone la circulación esos vehículos de combustión.

Además, muchas personas usuarias de patinetes tienen otro vehículo por el que SÍ pagan ese impuesto y NO utilizan mientras usan su patinete.

Aquí está explicado mucho mejor, aunque en referencia a bicis que, en este caso, reciben similares quejas: https://conbici.org/faq/los-ciclistas-no-pagan-impuestos

Load More