Ventajas individuales de usar patinetes eléctricos

Ventajas de los patinetes eléctricos

Resumen:

  • Ahorras dinero, y mucho
  • Llegas antes y haces más recados en el mismo tiempo
  • Puedes entrar a muchos sitios sin tener que candarlo
  • Es perfecto para combinarlo con tu coche o transporte público
  • Es portátil y ocupa poco espacio, incluso sin plegar
  • Es fácil de usar y no requiere esfuerzo
  • Para algunos tipos de discapacidad o limitación te puede ser muy operativo
  • Es divertido

    Además de estas ventajas para ti, los patinetes eléctricos tienen ventajas colectivas para toda la ciudadanía

Información completa:

Ahorras dinero, y mucho:


Llegas antes y haces más recados en el mismo tiempo:

La diferencia operativa con un coche es abismal para la inmensa mayoría de desplazamientos urbanos. No tienes tiempos de espera: Lo coges del rincón de la casa donde lo tienes, sales a la calle y ya te diriges al destino sin esfuerzo a una velocidad muy operativa. En destino, la mayoría de ocasiones, no tienes ni que aparcarlo y puedes entrar con él.

No tienes que ir a buscar tu coche al lugar de aparcamiento, tu velocidad media en ciudad para un recorrido tipo es similar a la de un coche, pero al quitar todos los tiempos inútiles de ir a buscar el coche y aparcamientos, la media es mucho más alta.


Puedes entrar a muchos sitios sin tener que candarlo:

En la mayoría de lugares te dejarán entrar sin problema con el patinete ya que es como entrar con un carro de la compra o menos. Lo puedes dejar discretamente y con respeto en una esquina o llevarlo contigo al lado si es una tienda grande, siendo en este caso cuidadoso para no molestar a nadie.

Si no has llevado candado y no te dejan meterlo, siempre puedes plegarlo y pedir que te lo guarden en una esquina.

En todo caso, cada vez hay más lugares que admiten sin problema patinetes e incluso en algunos sitios promocionan su uso ofreciendo aparcapatinetes, dando una imagen de modernidad y empatía hacia estas nuevas formas de movilidad sostenible.


Es perfecto para combinarlo con tu coche o transporte público:

Si vives en un pueblo y trabajas en la ciudad, puedes meter el patinete en el maletero de tu coche, aparcarlo rápidamente en el exterior y hacer el último tramo en el patinete, ahorrando mucho tiempo y costes. Te puede servir a la salida del trabajo para hacer algún recado en la ciudad de forma ágil.

Si vas a visitar una ciudad por ocio o trabajo, puedes ir en autobús o tren y llevar tu patinete. Pesa unos 12 kg y ocupa poco plegado así que no te pondrán ninguna pega si lo metes en una bolsa de patinetes. Es una combinación económica, ecológica y muy operativa en tiempos.

Si vives en los extrarradios de una gran ciudad, puedes acercarte al centro en transporte público con tu patinete y hacer muchos de esos pequeños recados en poco tiempo.

En vacaciones, meterlo en el maletero será una estupenda idea para moverte fácilmente y de forma divertida por tus lugares de destino.

La prueba de esta combinación perfecta es la gran apuesta que están haciendo prácticamente todas las marcas de coches por el patinete eléctrico como micromovilidad de último kilómetro, incluso integrándolo en sus coches, como Hyundai. Más info: https://www.vpe.es/noticias/las-marcas-de-coches-apuestan-por-la-micromovilidad/


Es portátil y ocupa poco espacio, incluso sin plegar:

Un patinete eléctrico ligero mide aproximadamente 1 m de largo en su base y 1,2 m de altura por el manillar. Su base tiene una altura desde el suelo de unos 15-20 cm. Con estas medidas, se puede dejar perfectamente debajo de una mesa, saliendo únicamente el manillar por un lado. O bien en una esquina de la terraza.

Normalmente no es necesario plegarlo en casa pero, si lo necesitas, ocupará aún mucho menos.

Como ocupa tan poco, no necesitas cogerlo y dejarlo del cuarto de bicis y lo tienes disponible en el momento. De todas formas tendrás que dejarlo cargando habitualmente una vez al día, así que lo normal es que lo tengas en casa.


Es fácil de usar y no requiere esfuerzo:

Las personas que no se han montado nunca en un patinete suelen pensar que se necesita equilibrio o alguna habilidad para manejarlo pero, en cuanto lo prueban, se suelen sorprender de lo fácil que es llevarlo, incluso personas mayores, con alguna limitación física o menos habilidosas.

No se necesita hacer ningún equilibrio raro. Se puede ir fácilmente muy-muy despacio sin caerse. Y no necesitas hacer ningún esfuerzo con viento en contra o cuestas, por lo que no llegas sudado a los destinos.


Para algunos tipos de discapacidad o limitación te puede ser muy operativo:

Conocemos algunos casos de personas con algún tipo de discapacidad que usan patinete eléctrico como alternativa a la silla de ruedas o a usar un coche adaptado. Si conoces a alguien con algún tipo de discapacidad coméntaselo, ya que para algunos casos es posible que no se le haya ocurrido que con un patinete puede solventar o mejorar sus problemas de movilidad.


Es divertido:

Cuando lo pruebas, enseguida ves que, además de práctico y fácil de llevar, es una forma de desplazarte muy divertida. La vida de la ciudad pasa a tu lado mientras circulas sin esfuerzo a lomos de esta «cuadriga romana moderna motorizada».

Si nos permites un consejo, te diríamos que no corras mucho. No llegarás mucho antes, ya que la media de velocidad se pierde en la primera parada y, sin embargo, el riesgo aumenta exponencialmente. Yendo más tranquil@, disfrutarás más, con menos estrés e irás con más seguridad para ti y para las demás personas. En estos patinetes, si vas a gran velocidad, es más fácil caerse que con una bici debido a las ruedas pequeñas y, sobre todo, si encuentras un bache grande. No merece la pena. Más información

Tras este pequeño consejo elemental, te animamos totalmente a usarlo ya que, a bordo de este «palo de escoba mágico», te apetecerá incluso ir a hacer recados o, simplemente, darte una vuelta por el puro placer de ver o buscar rincones de tu ciudad.

Esperamos que lo disfrutes, con seguridad y respeto a las demás personas.

Comparte esta información: