Calzadas pacificadas

La pacificación o calmado de tráfico, además de ser imprescindible por muchas razones como contaminación, convivencia, seguridad,.. tiene muchas ventajas:

  • Más seguridad: el riesgo de muerte a 50 km/h es 9 veces mayor que a 30; la frenada es la mitad. Bajar de 50 a 30 km/h reduce, COMO MÍNIMO, 5 veces la posibilidad de morir; al tiempo, indica que el 30% de las muertes se producen en ámbito urbano. Fuente: DGT (apoyada por estudio de la OMS)
  • Menos contaminación: la OMS ha demostrado que el humo diésel produce cáncer y otras muchas enfermedades. Ver argumento Contaminación. Los automóviles yendo más lentos emiten menos contaminantes, gases de efecto invernadero y ruido.
  • Con una limitación de la velocidad a 50 km/h la media no supera los 20 km/h y con 30 km/h sería de 17,3 km/h, es decir, esa disminución del límite máximo de velocidad de un 40%, supone sólo una reducción del 10% de la velocidad media y un aumento del 10% en el tiempo de viaje.

Éste es un ejemplo de las ventajas en seguridad de la pacificación del tráfico:

Y todo esto no requiere de gastos extras ni inversiones en nuevas infraestructuras ni servicios. Es una pura voluntad y decisión política.

Cerca del 30% de los fallecidos se registran en el ámbito urbano. EL 81% de esos fallecidos eran usuarios vulnerables.

Revista DGT. Octubre 2019

Como vemos en la siguiente tabla, en el escenario 3 (E3), en el que se ha ejecutado el calmado de tráfico, con reducción de la velocidad de la mayoría de vías a 30 ó 20, dejando sólo algunas de la red básica a 50, la diferencia pérdida de velocidad media en los desplazamientos es de tan sólo un 3,6%

Cambio de la velocidad media de vehículos implantando la pacificación del tráfico y la organización en supermanzanas (además de otras actuaciones). Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público de Vitoria-Gasteiz. Revisión 2019. Pág. 223

Pontevedra: Ciudad sin muertes

La última persona fallecida en accidente de tráfico en Pontevedra (Galicia) fue un hombre de 81 años atropellado mientras cruzaba un paso de peatones. Esto ocurrió en 2011. La ciudad se convirtió en «zona 30» en 2012.

Actualmente, la limitación afecta a todas las calles de la ciudad, incluidas las de cuatro carriles, las vías municipales fuera del casco urbano y los núcleos rurales (muy numerosos en el municipio). En cuanto al número de atropellos, mientras, en 1998, se registraron hasta 69 atropellos, la cifra fue de 4 en 2013, y de consecuencias mucho menos graves.

Revista DGT. Octubre 2019

Más información: http://ec.europa.eu/citizens-initiative/public/initiatives/ongoing/details/2012/000014/es

Comparte esta información:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

No es necesario poner Nombre ni Correo electrónico. En todo caso el Correo electrónico nunca se muestra