«¿Por qué no pagáis «Impuesto de circulación»?»

Resumen:

Porque generamos poco gasto y poco impacto ecológico.

El objetivo del antiguo Impuesto de circulación (ahora Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica) es, esencialmente, gravar a los vehículos contaminantes. En Europa, ya sólo las partículas contaminantes PM2.5 produjeron 518.000 muertes al año (Fuente: Agencia Europea del Medio Ambiente de la Unión Europea) y un coste por persona de 1100 € anuales (Fuente: Informe Calidad del Aire 2018 de la Unión Europea). Es fácil verlo: los vehículos poco contaminantes tienen una rebaja de hasta el 90% de dicho impuesto.

El IVTM no cubre, ni de lejos, los inmensos costes que generan los vehículos privados. Además, en el caso de fuese un impuesto por uso (que no lo es) y que se quisiera aplicar a bicicletas o patinetes, debería ser proporcional y esa cifra sería ridícula.

Información completa:

Los patinetes (y VMPs en general) y bicis no tienen ni tendrán que pagar ese impuesto porque no contaminan. Más bien al contrario, generan un beneficio económico a la ciudadanía y, de hecho, en varios lugares se está empezando a pagar a personas trabajadoras o funcionarias por acudir a su puesto en un vehículo sostenible. El porqué es el siguiente:

El Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) es un impuesto de titularidad municipal y de exacción obligatoria que se encuentra en los artículos 92 a 99 del TRLRHL.

El objetivo del IVTM no es «pagar por usar» las calzadas y así autorizarle a circular. Su objetivo tiene relación con el impacto medioambiental en la combustión que se genera, no sólo el dióxido de carbono causante del cambio climático sino la contaminación insalubre que produce y los inmensos gastos sanitarios que ocasiona; también tiene relación con el espacio público que se utiliza (aparcamiento) y con parte de los costes públicos municipales que genera.

Pero el coste que genera un coche privado es muchísimo mayor de lo que se cobra por ese impuesto: infraestructuras, gasto sanitario (accidentes y contaminación) y recursos públicos policiales, bomberos,.. ante accidentes.

De hecho, los vehículos poco contaminantes o directamente eléctricos tienen grandes rebajas o incluso supresiones de ese impuesto.

Las personas que vamos en patinete, como toda la ciudadanía, pagamos impuestos en la declaración de la rente, las tasas municipales y el IVA. Y todo sin ninguna subvención, ni planes renove, etc. como tienen los coches.

De hecho, nuestros impuestos, como los de todas las personas, sirven para pagar carreteras, gastos sanitarios y de accidentes (bomberos, policías,..), infraestructuras carísimas y dependencia del petróleo. Unos gastos que no nos corresponderían si no tenemos coche o lo usamos poco, pero que sí pagamos. Y mucho, muchísimo más de lo que es una tasa municipal de impuesto de circulación. Puedes consultar los altísimos costes económicos y sanitarios de los vehículos de combustión en nuestra página de contaminación.

Además, muchas personas usuarias de patinetes tienen otro vehículo por el que SÍ pagan ese impuesto y NO utilizan mientras usan su patinete.

Aquí está explicado mucho mejor, aunque en referencia a bicis que, en este caso, reciben similares quejas: https://conbici.org/faq/los-ciclistas-no-pagan-impuestos. Y aquí, con otra visión interesante: https://www.enbicipormadrid.es/2013/08/por-que-los-ciclistas-no-pagan-impuesto.html

Comparte esta información:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

No es necesario poner Nombre ni Correo electrónico. En todo caso el Correo electrónico nunca se muestra